Rosas de Alejandría [04]

  —Acepto todo aquello que me ofreces,   —le dije, sin esperar más.  —Te entregaré a mi madre y luego me dejarás en paz, pero antes responde una curiosidad.   Extendió su cabeza como atento a escuchar, entonces pregunté con propiedad.    —¿Y qué ha hecho mi madre para merecer ir contigo a tal oscuridad?  Reinó por…

Rosas de Alejandría [03]

…Comprendí entonces con la escena infernal. Aquello era lucifer, el mismo amo del mal. De las oscuras tinieblas y el eterno flamear. Al instante hallé coraje, como enviado por Miguel y lo enfrenté con escasos temores y haciéndole creer que mi madre allí no estaba y no podría ir con él. A cambio me ofrecía…

Rosas de Alejandría [02]

Con mis ojos a punto de saltar fuera de sus órbitas, miré como extendía hacia mí su mano. Quería gritar, pero la voz se me perdía, entonces alcanzó mi brazo que insistente detrás de mí escondía. Sentí calor, pero no consumía. Acercó su rostro y con voz gruesa procedía.  —Veeen… levántate, no tengas miedo.  …

Enigma

Tu rostro no se ha ido. Se quedó en la eterna estampa que vigila mis andanzas con el diáfano recuerdo tallado en mi memoria con el fuego de tu amor. Tu cuerpo levita en mis deseos cuál cúmulos de nube que ascienden a los cielos después del aguacero y abrigados por el sol. Y el…

Ayer

Ayer escuche tu silencio. Era tan profundo, tan vacío como el horizonte de un valle desértico. Sin fin y con espejismos tan solo de un recuerdo. Ayer no llegaron tus suspiros para apaciguar de mí pecho el sobresalto que siento cuando no te veo cuando parece que me ignoras. Ayer supe que la lejanía es…

Secreto de amor

Secreto de amor, pasión que se revela en solitario tu y yo cuando todos ya se han ido y ni un murmullo socava la ansiedad de explotar en arrebatos por rasgar tu piel. Gemidos que engendraron ecos gravados en cada pared de aquellos lugares tenues que escondieron la verdad. Realidad que palpita en los recuerdos…